Sexualidad en Perú ¿Cómo estamos?

¿Acaso estamos tan atrasados como pensamos? ¿Cuantas personas se animan de verdad a innovar en la cama? ¿Compramos juguetes eróticos?

sexualidad en peru sexualidad en peru

¡Hola chicos! Les escribo por primera vez desde este espacio que nos brinda dealcoba.com para hablar abiertamente de un tema que nos interesa a todos por igual pero que muchas veces se deja de lado por pena. Antes de ahondar en lo específico como los diferentes juguetes sexuales, sus funciones y como introducirlos a la vida sexual de las parejas, me pregunto: ¿Cómo está el Perú en cuanto a sexualidad se refiere?

Tengo años trabajando en diferentes países de latinoamerica como asesora en sexualidad y lo primero que hay que reconocer es que Perú es una sociedad muy conservadora en la cual habitan dos mundos: el que vemos y el que no vemos pero coexiste con el primero de igual forma.

No es ninguna novedad que la sociedad peruana está bastante atrasada en lo que respecta a sexualidad.  Les cuesta estar cómodos cuando se habla de sexo en público de forma natural, hay muchos prejuicios infundados e inclusive se puede llegar a percibir como un acto inmoral ir a un sex shop a comprar un juguetito.

Hace poco hablaba con un amigo español, que sabe bastante del tema, sobre qué tan lejos esta la sociedad Peruana de disfrutar la sexualidad abiertamente como en Europa. Esto es lo que me contestó: "Acá se folla mucho más, solo que la gente lo hace a escondidas"

Al parecer esa es la realidad, o mejor dicho, la doble realidad del Perú. Se "folla" tanto o más que en cualquier lado, pero todavía existen muchos prejuicios con las personas que disfrutan abiertamente de su sexualidad, todavía impera el machismo y lamentablemente es poco lo que se avanza en el marco legal para dar igualdad a las preferencias sexuales.

¿En dónde estamos y cómo nos afecta?

Los peruanos disfrutan del sexo tanto o más que cualquier otro mortal en todas sus formas y colores, pero a la vez hay que ponerse una máscara o un bozal para no hablar del tema en público y evitar así rechazo o juicios morales. Es fácil ser tildados de promiscuos, difícil es generar un cambio consciente en el colectivo para que algo tan natural como la sexualidad deje de verse como un pecado.

La participación responsable de los medios de comunicación es vital en el proceso de concienciar a la sociedad Peruana en materia de sexualidad. El tema es tan importante que debe tratarse con altura y la seridad que amerita, no con programas vulgares escasos de contenidos, en los cuales lejos de ayudar, agravan el problema.

Este no es un tema menor, la ignorancia es la peor consejera. Desde el hogar debe hablarse del sexo para impedir que sea en la calle (y no de la mejor manera) que los jóvenes descubran todo lo relacionado con el sexo. Una mejor comunicación, información completa y al alcance de todos puede evitar embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, y hasta accidentes; ni se imaginan la cantidad de riesgos que se corre cuando se utilizan objetos de uso doméstico para placer sexual.

Siempre se ha dicho que el mejor sexo es el que se habla, y es que hablar de sexo nos hace mejores amantes. Poder compartir nuestras inquietudes y experiencias  abienrtamente con nuestros conocidos, nos da acceso a  tonelada de información que podemos utilizar para mejorar nuestra vida sexual. Talleres, charlas, conversatorios e inclusive una conversación informal en la sala de una casa una tarde de café entre chicas es tan necesario como útil. De la experiencia compartida se saca información valiosa que seguro se traducirá en mejor calidad de vida.

 

¿Hay esperanzas de que la situación actual mejore?

Pues si. Considero que las nuevas generaciones, más expuestas a lo que ocurre en otros países, pueden ser parte del cambio, de una sociedad que disfruta del sexo en soledad o en pareja sin importar su orientación, que puede incluir juguetes eróticos sin reservas para salir de la rutina o por simple placer. El esfuerzo debe estar orientado a  convertirnos en una sociedad que entienda que personas sexualmente satisfechas son personas felices, son estables en sus relaciones y seguras en su trato a los demás.

El mundo está en constante evolución, resisterse al cambio es un error que nos deja en la sombra, apartados de todo. El placer sexual, siempre y cuando se obtenga sin dañar a otro, es vital para nuestro ser. Saber satisfacer de forma correcta nuestras necesidades más básicas puede ser el mejor regalo que le demos a nuestro cuerpo y nuestra mente. Hay que recordar que la sexualidad arropa cuerpo y mente por igual. Reconocernos como seres humanos sexuales es el primer paso y tal vez, en un futuro no muy lejano ir a un sex shop como dealcoba.com no generará ningún tipo de prejuicio. Mientras llegamos a ese punto, seguiremos dando nuestro aporte a través de este blog o cualquier otra ventana que se abra para ser generadores del cambio.

 

firmawp

Deja un comentario