Punto G ¿Mito o realidad?

punto G

¿Por qué en 2015 se le sigue llamando al punto G un misterio? ¿Por qué algunos médicos expertos dudan de su existencia? 

Créeme, está allí. Por lo menos ha estado ahí cada vez que he tenido sexo o me he masturbado. Es una parte de la anatomía femenina que no se enseña en las clases de educación sexual, ya que no sirve para ningún propósito reproductivo o "moral".

El punto G es un punto ligeramente esponjoso ubicado en la parte superior de la vagina, cerca de 5 cm desde la entrada. Para aquellos que han tratado de encontrarlo con los dedos y no han tenido suerte, ayúdala estimulándola sexualmente. El punto G, al igual que muchas otras partes de los genitales y el cuerpo, se hincha por la sangre que sube tan aceleradamente a la superficie del tejido cuando está excitado.

A menos que tengas largos brazos y una mano con dedos largos y mucha flexibilidad en tus muñecas, puede ser difícil para una mujer encontrarse su propio punto G. Cuando lo encuentres, el truco consiste en frotar las yemas de los dedos en él, sentirás un poco de resistencia o de placer.

Lo creas o no, algunas mujeres no les gusta jugar con su G-punto. Aplicar  presión al punto G ya sea con los dedos, un juguete erótico o con el mismo pene puede sentirse incómodo. No te preocupes. Ese tipo de sensación es igual a estar apretada o cosquillas. Algunas personas, lo sienten así, otras no.

Vibrador Serendipity Euphora Love

Incluso si no te gusta tener dedos o un pene presionando tu punto G, te gustará lo que hace un vibrador. Es una experiencia totalmente diferente. Da una sensación límite si lo colocas sobre tu clítoris o tus labios mayores o los menores. Todo es acerca de las vibraciones en todas esas terminaciones nerviosas sensibles que suben a la superficie del punto G cuando estás excitada. Para sacarle el máximo provecho, usa un vibrador bala o un vibrador del punto G.

Euphora Love de Serendipity es un excepcional vibrador del punto G ya que la cabeza está diseñada para estimular el punto G sin ningún tipo de conjeturas. El mango está en posición vertical para que pueda fácilmente sostenerlo y ajustar los patrones de velocidad y vibración sin ninguna molestia, interrupciones o detracciones. Pero Euphora Love no es la única opción de vibrador para punto G Hay muchas opciones, como el vibrador Adam & Eva G Luxe. Está hecho de silicona, utiliza pilas AAA en lugar de un cargador. Y si lo usas con un masajeador así como el Smart wand de Lelo  será la mejor masturbación de todos los tiempos.

Cómo encontrar el punto G

Ahora chicos, ya no tienen excusa para encontrar el punto G con los dedos. Es más fácil para ustedes de lo que es para ellas encontrarlo y llegar a él. Después que la has excitado y puesto húmeda o lubricada, inserta uno o dos dedos lubricados dentro de su vagina. No vayas profundo directamente. Curva los dedos hacia arriba alrededor de 5cm de profundidad y masajea con las yemas de los dedos. Se sentirá más esponjoso y no bulboso y rígido como en el resto de la vagina. Lo más probable es que se escuche un claro cambio en su respiración y en el sonido de sus gemidos. Si ella puede soportar el vaivén firme e intenso que le transmite ese masaje excitante, podrá tener unos orgasmos de calidad e incluso podrá hasta “eyacular”.

Posiciones para estimular el Punto G

La Vaquera La Vaquera

La vaquera

Hay algunas posiciones que son ideales para el sexo que estimule el punto G. La vaquera inversa (mujer en la parte superior) es excelente. Permite controlar donde se coloca la cabeza del pene para presionar su punto G. El truco de esta posición para la mujer es inclinarse ligeramente hacia adelante y colocar las manos sobre el pecho para mejor apoyo. Sin embargo, el tamaño del cuerpo (para él y ella)  puede afectar qué tan bien y cuan cómoda puede ser esta posición. También ayuda si una mujer tiene cuádriceps fuertes, el grupo de los músculos de los muslos delanteros.

El Caracol El Caracol

El caracol

La otra posición es el caracol donde la mujer se acuesta sobre su espalda y se eleva su trasero en una almohada para que su vagina esté hacia arriba. Ayuda si una mujer puede levantar las piernas hacia arriba, y las envuelve alrededor de la espalda de su compañero, o las levanta sobre sus hombros. El hombre debe elevar su parte superior del cuerpo con una mano en el colchón. La posición, sin embargo, requiere una gran cantidad de fuerza superior del cuerpo del hombre. Una alternativa es que el hombre permanezca en posición vertical sobre sus rodillas mientras penetra a su compañera.

El Perrito El Perrito

Perrito

Al estilo perrito también dispone de acceso  máximo, especialmente si estás acostada sobre el estómago con las piernas abiertas ligeramente. Estar acostada sobre estómago con las piernas juntas compacta las paredes vaginales, por lo que es casi imposible que el pene de su pareja no entre en contacto con tu punto G.

El Misionero El Misionero

Misionero

Y no descartes la posición del misionero. Ve con esta versión modificada en la que te encuentras en tu espalda con las rodillas dobladas y los pies apoyados sobre la cama. Levanta la pelvis por encima de algunas almohadas apiladas debajo de su trasero. Tu chico debe sentarse y penetrarte y lo meterá con un ángulo ligeramente hacia arriba, lo que le da acceso a su pene de rozar la pared vaginal superior. De esta manera, se sentirá la estimulación directa a su punto G con cada embestida.

Puede que tengas que improvisar para obtener la posición correcta. Depende de la duración y de la curva y la longitud del pene de tu hombre, el tamaño y la posición del punto G de la mujer. Las variaciones en la altura del cuerpo, el tamaño y la capacidad física son factores que hay que tomar en cuenta. No te preocupes si tienes que hacer que cambiar de posición, experimenta un poco, o si se necesitan varios intentos para hacerlo bien. El pene de cada hombre tiene una longitud y curvatura diferente. La vagina de cada mujer es de diferente tamaño, y con los puntos G en diferentes lugares, con los niveles de excitación. Incluso la fase de su ciclo menstrual puede afectar la estimulación del punto G y el placer que pueda sentir.

Luxe Femina - Bolas vaginales para ejercicios de Kegel Luxe Femina - Bolas vaginales para ejercicios de Kegel

Ejercicios Kegel y el Punto G

Además de tener más sexo, puedes hacer que las sensaciones sean más profundas haciendo ejercicios Kegel. Seguro ya leíste nuestra entrada en el Blog que describe mejor los ejercicios Kegel. Es cuando contraes los músculos vaginales, como si estuvieras tratando de detener el flujo de la orina. Repetidamente haciendo ejercicios Kegel con o sin bolas vaginales fortalecerás tus músculos vaginales, dándote un mejor agarre y más fuerza durante las relaciones sexuales que ayuda a añadir más presión a tu punto G.

El truco definitivo para estimular el Punto G

Un truco DeAlcoba implica al punto G y supera todos los clímax y se transforma en un orgasmo doblador. Combina la estimulación del punto G, mientras que tu pareja ó tu juega con su clítoris, llegando hasta un orgasmo. Los nervios del clítoris se extienden muy cerca de los del punto G, entonces estimular estas dos zonas al mismo tiempo se vuelve una sensación súper intensa hasta el orgasmo.

Para experimentar un orgasmo doblador durante los juegos previos, has que tu pareja acaricie tu clítoris con sus dedos mientras da masajes al punto G con uno o dos dedos de la otra mano. A medida que te vayas excitando, levanta la pelvis para encontrarte con sus dedos, básicamente embiste contra su mano. Otro movimiento, es que apriete tu clítoris con su lengua mientras manipula tu punto G.

Ahora sin miedo ve y experimenta a solas o en pareja y busca ese misterioso y escurridizo punto G.

Secretos Dealcoba Secretos Dealcoba
Deja un comentario