Fitness vaginal y el misterio de las bolas chinas

bolas chinas

Hoy en día cuando todo el mundo es fitness o trata de serlo practicando cuanto ejercicio existe, no debemos olvidar unos músculos muy importantes, ¡los de la vagina! ¡Sí señor! Los músculos del piso vaginal deben ejercitarse, tanto para evitar la incontinencia urinaria, como para recuperarse luego de dar a luz y ¿por qué no? hasta para estar más apretadita para ellos ;)

Llamados Kegel por el apellido del médico que los descubrió, por allá en la década de los 40, el Dr. Arnold Kegel, quien en ese entonces se enfocó en el tratamiento para la incontinencia o la recuperación para las mujeres luego de dar a luz, descubrió que los músculos internos de la vagina podían contraerse a voluntad y que su ejercitación los fortalecía.

Existen diversos factores que pueden hacer que los músculos de tu suelo pélvico se debiliten, incluyendo el embarazo, la edad e incluso ¡el sobrepeso!

Se llaman ejercicios kegel y consisten básicamente en contraer y relajar los músculos de la vagina por pocos segundos; contraes, relajas, contraes, relajas y así.

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel?

Encuentra los músculos correctos: Para identificar los músculos correctos, trata de retener la orina cuando estés orinando, si lo logras, conseguiste los músculos adecuados.

Perfecciona tu técnica: una vez tengas identificados los músculos que conforman tu piso vaginal, puedes comenzar tus ejercicios kegel. Con la vejiga vacía, acuéstate de espaldas, contrae los músculos de tu vagina, mantén por 5 segundos y luego relaja por otros 5 segundos. Repite esto cuatro o cinco veces seguidas. Luego trata de aumentar y mantener la contracción por 10 segundos, y relajas igual por 10 segundos. A medida que pasa el tiempo puedes ir aumentando el tiempo de contracción/relajación.

Mantén tu concentración: Para mejores resultados, concéntrate en apretar solamente los músculos de tu suelo pélvico y no tenses tu abdomen, tus muslos ni glúteos. Evita contener la respiración, por el contrario respira naturalmente durante tus ejercicios kegel.

Repite tres veces al día: Intenta hacer tres sesiones de 10 repeticiones cada una, durante el día.

Tips para realizar tus ejercicios kegel.

  • Algo importantísimo que debes tener en cuenta es que no debes realizar tus ejercicios kegel mientras orinas, ya que al contrario de su propósito, el cual es fortalecer los músculos de tu piso vaginal, puede debilitarlos al no permitir que tu vejiga se vacíe adecuadamente, y esto puede llevarte a una infección en el tracto urinario. (La primera vez, cuando vayas a ubicar e identificar tus músculos está bien, pero luego de que ya sepas cómo se siente y cuáles son los músculos, no lo hagas mientras orinas)
  • El piso vaginal o suelo pélvico está compuesto de dos diferentes tipos de fibras: una de lenta contracción y una de rápida contracción. Asegúrate de que durante cada sesión de ejercicios kegel, realices unos con contracciones rápidas y suaves y otros que sean fuertes y duren un poquito más. De esa manera podrás ejercitar todas las fibras de tu piso vaginal.
  • Es elemental seguir una rutina con una cantidad precisa de contracciones, ya que si realizamos muy pocas no será efectivo y si realizamos demasiadas, podemos lastimar el músculo.

El misterio de las bolas chinas

Toda rutina de ejercicios para desarrollar musculatura siempre mejora cuando nos ayudamos con alguna máquina o pesas. Exactamente lo mismo ocurre cuando se trata de los músculos de la vagina. Con esta idea fueron creadas las llamadas "bolitas chinas", que consisten es esferas con un sistema de contrapeso interno que vendrían a funcionar como unas pequeñas mancuernas para tu vagina.

Durante los ejercicios puedes incluir el uso de estas bolas. Ellas te ayudaran a usar los músculos correctos ya que por su peso hará que las bolitas quieran salirse y tu vagina por reflejo e inconscientemente, hará que contraigas los músculos de tu piso pélvico para evitar que esto pase.

Hay muchos modelos y materiales de bolas chinas vaginales, que no deben confundirse con las bolas anales, son diferentes en forma y funcionalidad. Hay de vidrio, silicón, vidrio recubierto de silicón, plástico, metal y jelly. Vienen en diferentes tamaños y pesos, todo depende del nivel de entrenamiento que desees. En cualquier caso, lo importe es mantener la higiene del producto y colocar un poco de lubricante para introducirlas en la vagina.

Los ejercicios kegel además de ser recomendados por los especialistas para evitar la incontinencia urinaria ayudan a mantener tus músculos internos estrechos para proporcionar más placer a tu pareja a la hora de la penetración. Por otra parte estos ejercicios entrenan a tu vagina a contraerse y relajarse voluntariamente, cosa que también puedes usar a tu favor durante el acto sexual ya que a los hombres les encanta esa sensación. (quizá escuchaste alguna vez hablar de la “cangrejera” o “cocomordán”, pues le llaman así a la acción de contraer y apretar el pene durante la penetración).

Para este “entrenamiento” vaginal puedes usar un vibrador,  para empezar, o escoger un dildo que asemeje el tamaño del miembro de tu pareja (ya luego de mucha práctica puedes hacer los ejercicios con él) para que puedas ejercitarte a la vez que te masturbas y puedas lograr ambos beneficios que estos ejercicios te ofrecen.

Ahora ¡hagamos un Kegel juntas! Contraaaaaae tu piso pélvico 1, 2, 3, 4, 5 ahora relaaaaaja 1, 2, 3, 4, 5 ¡buen trabajo chicas, sigan así!

Secretos Dealcoba Secretos Dealcoba
Deja un comentario